Síndrome de Diógenes

28 octubre 2010 § Deja un comentario

Recuerdo todas las mentiras que nos hemos dicho sin engañarnos. Las repaso una a una, haciendo caminito con el dedo para que no se me despiste nada importante. Es una lista larga, pero no demasiado. El problema es que debajo hay otra, la de los miedos, y esa dura folios y folios de papel manchado que huele a café y a mucho tiempo sin releer.

Miedo al tiempo.
Miedo a la oscuridad.
Miedo a las pelusas que viven debajo de la cama.
Miedo a despertar de un golpe contra la mesita de noche y descubrir que llevamos soñando una eternidad.
Miedo al rechazo.
Miedo a mentir y a ser mentira.
Miedo a no querer.
Miedo a querer.
Miedo a que sea demasiado o demasiado poco.
Miedo a no saber interpretar, a equivocarnos.
Miedo a perder.
Miedo a admitir que hemos ganado.

Miedo al miedo. A que sea tan grande y pegajoso que nos impida viajar por el universo.

En la última página del dosier, en letra minúscula y sin espacios, alguien ha escrito con bolígrafo permanente una afirmación que yo introducí a presión en esa cabecita tuya:

mañananoexiste

La sensación de que tengo en casa todos estos papeles como si fueran un tesoro me confirma una sóla patología: síndrome de Diógenes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Síndrome de Diógenes en sur la corde raide.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: