8 noviembre 2010 § 1 comentario

¿Y si me voy a dormir
y te dejo encendida?

No te atreverías, me dices,
a mí se me escapa el aire
resignado a darte la razón.
No, no me atrevería.
Porque te miro mirarme y tengo
que apretar los puños y las pestañas,
el estómago.
Porque tengo una lista
de cosas por hacer, de platos que cocinar,
de lugares a los que ir.
Porque si me voy a dormir y te quedas
te llevas el folio y con qué me tapo los sueños.

No me atrevería y no me atrevo:
espero despierta, me miras mirarte,
me mareo;
agarras la lista y escribes
apagarnos
como primera tarea
de una noche sin párpados.

Anuncios

§ Una respuesta a

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo en sur la corde raide.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: