11 junio 2011 § Deja un comentario

Para D.

Todas las versiones son la misma versión.
Los cuentos varían en nombres y colores pero
el final nunca cambia:
la niña sonríe, al lobo lo cazan, la manzana se pudre,
el cachorro encuentra a su madre.
Todos se aman.

Pero la mujer de las mil derrotas se empeña,
prefiere leer los libros de derecha a izquierda
para nunca ser princesa ni dormir en el bosque,
para correr descalza, sin cristales en los pies.
Para quedarse a vivir en la frase exacta en la que todo duele.

ni el fin del mundo ni el principio de la historia

Dice “es mejor así” y borda agujas
en los tapices de terciopelo,
para que a todos se nos clave al mirarla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo en sur la corde raide.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: