Je ne sais pas

28 junio 2011 § 1 comentario

Je ne sais pas pourquoi ces gens,
pour mieux célébrer ma défaite,
pour mieux suivre l’enterrement,
ont le nez collé aux fenêtres.

 

Le hace muchas preguntas, Soir, y más últimamente. Suerte que cree poder contestarlas, pero tiene que ser consciente de que sólo cree poder contestarlas, porque si no las tomará como verdades absolutas, y Bel de eso sabe muy poco.

–          ¿Cómo hay gente así que es capaz de decir “Te quiero”?

Y se queda tan ancha. Soir hace preguntas difíciles y Bel intenta responderlas una y otra vez, pero la avisa: estonoesnaverdadabsoluta,Soir,yoquésabré. Aun así le escribe una carta larga explicándole que todos tenemos derecho a querer, o al menos a decirlo. Y que no todo el mundo tiene el mismo cuidado que tienen ellas dos, que se dice muy a la ligera. La gente lo escribe en los muros, frente a los balcones de geranios secos; lo canta en canciones horteras, cursis, o las dos cosas. Incluso algunas personas inteligentes se arriesgan a decirlo para arrepentirse dos segundos después. O lo dicen y no sirve de nada. O lo dicen y sólo sirve para hacer daño, y aunque lo sepan no son capaces de callárselo. Esto es aplicable también a la niña que una vez quiso tener una jirafa en su piso de la ciudad. Pobre. Entender que duele (qué duele) es lo más complicado.

Pero Soir, esto no quiere decir que siempre vaya a doler. Ni que tú y yo, que sabemos cuánta sangre puede derramar un cuerpo al escucharlas, tengamos que tragarlas cada vez que las pensamos.

Eso le escribe, y luego guarda el papel junto con un beso en la frente en un sobre amarillo. Antes de cerrarlo se acuerda de algo y vuelve a sacar los mil folios mal plegados.

PD. Envíame el maldito clavo. Átalo con el pelo que te cortaste la última noche y todas las noches. Mándamelo. Lo guardaré en el congelador. Me aseguraré de que sepas dónde está pero también de que deje de quemarte de una puta vez.

 

[Pero sabe que esta postdata no servirá de nada porque a Soir se le ha oxidado dentro, su carne ha crecido alrededor del clavo y los clavos así no se pueden enviar por correo a no ser que se meta el cuerpo entero en el paquete]

Anuncios

§ Una respuesta a Je ne sais pas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Je ne sais pas en sur la corde raide.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: