Del vértigo bueno

18 octubre 2011 § 1 comentario

Es como levantarse deprisa de la cama en los días de fiebre, cuando todo da vueltas y el relieve del gotelé se te clava en los ojos y hace el cuarto más pequeño, y de pronto piensas que las paredes acabarán por aplastarte y sientes náuseas.

Igual que todas esas veces que hemos salido a la terraza descalzas y hemos dejado asomar los meñiques al vacío, y entonces susurra el aire frío en la nuca y algo ahí abajo, en la entrepierna, ocurre sin demasiada lógica, algo que durante una décima de segundo se parece a la excitación y nos conmueve comprender que la Muerte también necesita abrazos.

Este último párrafo no se lo escribe. Bel redacta meticulosamente las cartas para Soir, porque sabe que la mitad de su cerebro colorado las guarda en el cajón de las cosas importantes, y no quiere meterle basuras ni miedo en ese cajón. Pero explicar lo bueno del vértigo es complicado. Como todas las cosas que Soir necesita que le expliquen  o al menos que se las recuerden. Se plantea qué contarle para que se le acabe el miedo -ese término incontable que si tiene plural es sólo para asustar más- y al final, después de tres tazas de café hirviendo y medio octubre esperando a encontrar las palabras adecuadas, únicamente se le ocurre decir que Josele estaba más que equivocado cuando decía eso de que puedes volar pero no escapar.

Porque es muy posible que ya te hayas topado, por casualidad, como siempre suceden estas cosas, con un cirujano que le cosa las alas para sobrevolar los acantilados de las costas de Levante.

Anuncios

§ Una respuesta a Del vértigo bueno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Del vértigo bueno en sur la corde raide.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: