Versos por necesidad en el Gil-Albert

6 julio 2012 § 1 comentario

Ayer tuve la oportunidad de asistir a la quinta sesión del ciclo Alimentando lluvias 2.0 que organiza el Instituto Juan Gil-Albert, cuyas mesas habían ocupado ya cuatro poetas a lo largo de esta edición. Lamentablemente sólo pude estar en una de ellas, escuchando a un Luis Bagué reservado pero grande –siempre parecerá un chico tímido y no el poeta consumado que es–. En esta ocasión la protagonista era Tina Pastor, una poeta alicantina que se sentó tras los micrófonos acompañada por José Luis Ferris, Jorge Hurtado y Joaquín Juan Penalva.

versos en post-it, iniciativa del Instituto Juan Gil-Albert

versos en post-it, iniciativa del Instituto Juan Gil-Albert

Ferris leyó una presentación larga y cómplice (al fin y al cabo, la reedición de Laberinto de tierra fue cosa suya, como explicaría la poeta más adelante) antes de comenzar con el recital en sí. Tina Pastor ofreció un surtido amplio de textos que abarcaban su trayectoria literaria desde los orígenes hasta haikus y tankas inéditos que formarán parte de su próxima obra. La suya es una transición casi platónica, de la carne al alma y aún más lejos, allá donde no existen las sombras, una utopía en su sentido más etimológico de ‘no-lugar’, descrita en poemas mínimos a la manera oriental.

Durante el recital ocurrió algo curioso: José Luis Ferris y Jorge Hurtado habían seleccionado algunos textos para leer allí. Pues bien, ambos escogieron poemas en exclusiva del primer libro, publicado en 1984. Laberinto de tierra, según habían contado, no fue bien recibido al nacer. Según parece, la crítica ‘entendida’ no fue capaz de comprender una compilación de versos que, en mi humilde opinión, es una delicia. Alguien entre el público, que había conseguido llenar la estancia, habló a Tina con total confianza y le dijo que era ridículo rechazar el trabajo propio únicamente por el hecho de que en su momento cuatro ‘expertos en la materia’ no le dieran su visto bueno. “Escribes porque lo necesitas, y probablemente, aún hoy, tus poemas llegarán a unas manos que los agradezcan, al margen de la crítica”. O algo así. Y la escritora le dio casi toda la razón.

Ella escribe porque lo necesita, construye poemas como terapia, y le funciona. Aquella afirmación rotunda, simple y sincera, me dio ganas de levantarme para abrazarla, porque

vital es la celebración
cuando se comparten los ritos

Anuncios

§ Una respuesta a Versos por necesidad en el Gil-Albert

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Versos por necesidad en el Gil-Albert en sur la corde raide.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: