De las ganas de gritar (II)

9 diciembre 2012 § 1 comentario

El Leñador es manso y recuerda a Bruno en muchos aspectos. Todo un ser magnetizado contra voluntad -hecho ahora no de carne sino de hojalata- que sólo desea dejar de ser causa para volver a tener el agujero limpio de tierra y de verde y de D. Porque una planta le había crecido en el hueco que alguien le abrió en el pecho, y al principio no era más que una anécdota de olor dulce que se le escurría entre las costillas como enredadera… pero han crecido también las raíces y eso duele. Se agarran a los órganos con instinto superviviente, como se agarra un amor oscuro a las baldosas para no brillar. Igual. Y el Hombre de Hojalata recuerda por qué el agujero. Y aun así, no-sabe-no-puede-no-quiere salir corriendo.

No-sabe (no-puede-no-quiere) salir corriendo, ni arrancar la planta de cuajo, y le pide a D. que no vuelva a asomarse nunca. Lo hace mientras ella duerme, mientras le acaricia el pelo, mientras se arrepiente de las campanas y de querer que suenen y de regar la planta y de no haber aprendido a correr pero tampoco a quedarse. Lo hace mientras ella duerme para que nunca sea una verdad absoluta. Y ese susurro de noche supone que

la planta parezca morir pero no muera
la coraza oxidada se cuartee pero no se desintegre
D. se marche pero no

 

Por alguna razón, el Leñador no grita.

Y Bel teme conocerla.

d.explota

Anuncios

§ Una respuesta a De las ganas de gritar (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo De las ganas de gritar (II) en sur la corde raide.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: