tres, los pájaros desaparecen

16 diciembre 2014 § Deja un comentario

«Olor a nuevo, olor a vómito.
Los pájaros desaparecen y los ángeles sobran.
Déjame que me tuerza el cuello y me rompa la rodilla
con un martillo y déjame que te clave un libro
a tu espalda, a tu corazón porque la página no es un cuerpo.
Olor a cápsulas, olor a infinito.
Los polluelos están degollados y los ángeles ya tienen sexo.
Déjame dormir con los brazos en cruz.
Ophelia no ha muerto.
Déjame comer tenedores y cuchillos,
no hay dolor clavándome
en el agua, en la garganta que caduca este año»*

©Alberto García-Alix

©Alberto García-Alix

no te extrañe si luego hablo de migraciones si los pájaros aquí se mueren si los ángeles aquí se mueren después de haber atravesado otra carne si los pájaros huelen a agua estancada si te vas a comer de este pájaro hasta los huesos no te extrañe si después de todo los pájaros acaban matando a sus hijos para que no vuelen, para que no huelan, para que no duelan.


*Amapolas en enero, Patricia Úbeda

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo tres, los pájaros desaparecen en sur la corde raide.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: