quién. de quién.

17 enero 2017 § Deja un comentario

lgcbowie_presentacion-bullas2

©María Pallán

 

 

[la ternura de la madre
la enormidad del padre]

seis

11 mayo 2016 § Deja un comentario

be the light

«Mi cuerpo parece desplomarse como un pájaro herido.
Vacila y vuelve a caer de nuevo»*

y volverá a sacudir estos brazos, mi cuerpo, estas alas, y volverá a levantar el vuelo y os salpicará el rostro de barro y de sangre y sabrá, mi cuerpo, que la gravedad es justa y que una vez más no será perdonado. esto es: sé de los ciclos inevitables, del vuelo tanto como del golpe. no cuánto permanece mi cuerpo planeando a salvo. no cómo pedir que ilumines cada uno de los ascensos.

[ sé   /   la   /   luz ]


*María Teresa Cervantes

cinco, el pájaro salva

1 abril 2015 § Deja un comentario

«Recibiré la única visita de los pájaros que encontrarán descanso en mi refugio silencioso. Ellos divertirán mi sosiego con el vuelo arbitrario y su canto natural; su simpleza de inocentes criaturas disipará en el espíritu la desazón exasperante del rencor, aliviando mi frente el refrigerio del olvido».*

Metamorphosis | ©Christian Schloe

Metamorphosis | ©Christian Schloe

de modo que el pájaro viene y cura. de modo que el pájaro viene y vuela. que el pájaro vive. que es vida. de modo que el pájaro me limpia la piel de negros humores con sus alas maternales. que canta y resuena en este pecho. que canta y vuela y vive. sí.


*«Discurso del contemplativo», José Antonio Ramos Sucre

marzo

24 marzo 2015 § Deja un comentario

«y el pájaro de marzo
araña las lámparas.
La calle es entera del invierno;
nos huele en esta página,
sabe que estuvimos aquí
odiándole»*
bird2
en marzo vi un pájaro derramado en el suelo. ya no arañaba nada. la calle seguía siendo enero y había un pájaro muerto sobre las hojas secas. entre las colillas apagadas. no eran mis colillas. me pregunté — te pregunté — cómo se mueren los pájaros. yo pensaba que los pájaros buscan lo oscuro. que buscan lo privado para morirse. yo pensaba que nunca un pájaro se derramaría en mitad de la nada sin arañar ya más. yo pensaba y quise tocar al pájaro — tú mirabas y quisiste que se acabase marzo. tal vez también que las desapariciones.

*Gonzalo Santelices

diez mil

12 febrero 2015 § Deja un comentario

qué saben las plumas
de los pájaros que llevo enredadas en el pelo
qué saben de olor a lejos de olor atlántico.
qué las barras negras que surcan
este rostro enfermo empeñadas: reconóceme, reconóceme.

el hombre blanco me frota con sus pulgares las mejillas.
nada de guerras. ya no.
nada de guerras, dice.
y yo no lloro pero.
no me pongo triste pero. o porque.

la distancia es una cuestión de tiempo.
una vez lo escribí al revés.
dije tiempo como medida de distancia.

pienso a veces ni eso.

acaso trae la paz el hombre blanco.

Ilustración de Susana Miranda. Detalle.

Ilustración de Susana Miranda. Detalle.

cuatro, el pájaro es el hueso

22 enero 2015 § Deja un comentario

«Soy un amasijo de pájaros
que no supieron volver a casa»

«Yo nunca quise este animal en la garganta. ¿Acaso esta atrocidad es el centro de todo? Tumbada sobre el acero soy yo ahora el objeto de estudio. ¿Es el animal menos hábil por dejarse morir?, ¿por dejarse tocar? Pero toda la carne que palpan es pared. Bata blanca y manos frías apretando mi frente sentencian: estado orgásmico de los clásicos=entrega pasiva de la parte lesionada.

¿Serán estos síntomas cicatrices o manchas de nacimiento?

Pero él grita que un síntoma siempre indica un hecho patológico. Siguen palpando pared. Pero soy defecto y herida, y como el poeta, sigo tocando y amando todo aquello que se prepara para morir.»

María Mercromina

ala

qué hago con los huesos de los pájaros qué hago para que no se me atraviesen en la tráquea cuando gimo qué para que no me perforen desde dentro. si no me van a hacer volar porque no saben porque no pueden ya porque no es que hayan olvidado el camino a casa es que no hay camino a casa. si no me van a hacer volar entonces para qué.

¿son de nacimiento estas cicatrices o picaduras del viaje? ¿soy crónicamente pájaro de huesos de otros pájaros?

tres, los pájaros desaparecen

16 diciembre 2014 § Deja un comentario

«Olor a nuevo, olor a vómito.
Los pájaros desaparecen y los ángeles sobran.
Déjame que me tuerza el cuello y me rompa la rodilla
con un martillo y déjame que te clave un libro
a tu espalda, a tu corazón porque la página no es un cuerpo.
Olor a cápsulas, olor a infinito.
Los polluelos están degollados y los ángeles ya tienen sexo.
Déjame dormir con los brazos en cruz.
Ophelia no ha muerto.
Déjame comer tenedores y cuchillos,
no hay dolor clavándome
en el agua, en la garganta que caduca este año»*

©Alberto García-Alix

©Alberto García-Alix

no te extrañe si luego hablo de migraciones si los pájaros aquí se mueren si los ángeles aquí se mueren después de haber atravesado otra carne si los pájaros huelen a agua estancada si te vas a comer de este pájaro hasta los huesos no te extrañe si después de todo los pájaros acaban matando a sus hijos para que no vuelen, para que no huelan, para que no duelan.


*Amapolas en enero, Patricia Úbeda

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría una mujer un pájaro nada en sur la corde raide.

A %d blogueros les gusta esto: